Ajuste a Covid-19 y control remoto de trabajo

Todo ha cambiado en las últimas semanas. Las escuelas han cerrado. Los deportes de Grandes Ligas han suspendido sus temporadas. Las aerolíneas han reducido sus horarios de vuelo. Los hospitales comenzaron a prepararse para un aumento previsto de pacientes. Se han establecido límites en cuanto al número de personas dentro de restaurantes y tiendas de comestibles a la vez. Y por último, pero no menos importante, los lugares de trabajo se cierran. ¿Estábamos preparados para esto? ¿Cómo ha funcionado remotamente hasta ahora?

Las empresas de todo el mundo han implementado el trabajo remoto obligatorio, pero adaptarse al trabajo remoto completo puede ser un desafío, especialmente para aquellos que no están acostumbrados a hacerlo ocasionalmente. Algunos empleados trabajarán desde su casa por primera vez, lo que significa descubrir cómo mantenerse en una tarea en un nuevo entorno que puede no prestarse a la productividad. Pero hay formas de entregar resultados y evitar volverse loco, desde configurar un buen espacio de trabajo hasta la forma en que se comunica con su equipo.

Running Remote, una organización internacional centrada en la gestión de equipos remotos, destacó algunos de los principales desafíos de trabajar de forma remota y cómo superarlos.

- Aislamiento

Trabajar de forma remota no tiene por qué significar trabajar solo si esto es algo que realmente no disfruta. Por ejemplo, los extrovertidos probablemente disfrutarán de conectarse e interactuar con otras personas a menudo y una buena cámara web y auriculares son clave para una experiencia de calidad cómoda y una cultura remota de la empresa.

- Falta de productividad

Múltiples estudios han demostrado que los trabajadores remotos suelen ser más productivos que los que trabajan en una oficina. Sin embargo, no todos tienen una autodisciplina natural para trabajar bien a distancia. Una de las mejores maneras de enfrentarlo es creando una rutina de buenos días, que incluye hacer ejercicio y escanear rápidamente sus bandejas de entrada para encontrar las tareas más urgentes. Para aquellos que no están acostumbrados a este entorno, hay muchas herramientas disponibles para ayudarlo a rastrear su tiempo de trabajo real y mejorar la productividad, como Time Doctor, Timely y Hubstaff, con funcionalidades de rastreo de tiempo automatizadas dirigidas a equipos y proyectos.

- Comunicación del equipo

La mayoría de las personas pasan sus días cerca de su jefe y equipo, lo que significa que la comunicación es fácil y sin esfuerzo. Trabajar desde casa nos obliga a repensar y reajustar nuestros hábitos de trabajo, resaltando la importancia de mantener una buena comunicación. ¿Cómo podemos seguir trabajando en colaboración como equipo? Las organizaciones deben establecer protocolos y canales de comunicación para facilitar el intercambio claro y fluido entre los miembros de su equipo cuando trabajan de forma remota, desde el principio. Aquí hay algunos ejemplos: Slack, Pukka Team o Appear.in.

- Problemas de conectividad a Internet

Cada vez que los profesionales van a trabajar desde una nueva ubicación hay un riesgo común: la falta de una conexión a Internet confiable para poder trabajar de manera efectiva. En estos tiempos particulares, con millones de personas trabajando y aprendiendo desde su hogar durante la pandemia, las redes de Internet se verán forzadas hasta el límite, como se explica en este artículo del New York Times.

- Desconectarse del trabajo

Mientras que algunos luchan por eliminar las distracciones y centrarse en completar sus tareas laborales, otros tienen dificultades para desconectarse al final de la jornada laboral. Establecer horas de trabajo claras y específicas por día, definir descansos, tener un espacio designado para el trabajo, lejos de donde normalmente pasa su tiempo libre, son solo medidas cruciales que debe tomar cuando trabaja de forma remota.

En los tiempos actuales, necesitamos adoptar ciertos comportamientos. Si usted es parte del grupo de riesgo, pídale a sus amigos, familiares y servicios de entrega que traigan cosas como comestibles y otros artículos esenciales, pero déjelos afuera. ¡Mantenga la calma, quédese en casa y esté seguro!